ENVÍOS GRATIS A PARTIR DE 150€  A PENÍNSULA

0

No tiene artículos en su cesta de la compra.

Product was successfully added to your shopping cart.

29 abril, 2020

Mejores vinilos para jigging.

¿Cuales son los mejores vinilos para jigging?

 

Ya hace unos cuantos años que el jigging revolucionó la pesca con señuelos en el mar. Después de este primer boom con los primeros long jigs han sido muchas las evoluciones hasta llegar a los slow jigs actuales. Paralelamente a esta evolución de los jigs la pesca con jigheads y vinilos en profundidad se ha empezado a popularizar enormemente. A dia de hoy, es tal la popularización, que os podemos asegurar que se usan más los vinilos que los jigs.

¿Porque motivo cada vez se emplean más los vinilos?

Evidentemente esta pregunta puede tener varias respuestas, pero sí buscamos el motivo principal me quedaría con la efectividad. Para entender porque un vinilo puede ser más efectivo que un jig es importante saber qué características nos ofrece cada uno. Generalmente un jig nos ofrecía caídas rápidas y necesitaba también de acciones de recogida generalmente también rápidas. Esto hizo a los primeros long jigs muy eficaces para cuando el pescado está muy activo y/o muy profundo aparte de ser más eficaz con especies como serviolas o atunes que buscan acciones muy veloces. Estas particularidades han hecho evolucionar a los jigs para ralentizar tanto las caídas como las recogidas lo que ha dado como resultado los slow jigs. Estos slow, generalmente se muestran mucho más eficaces cuando buscamos mero y dentón y también tienen muy buenos momentos con atunes y serviolas.

Estos slow jigs ya no son finos y largos, son generalmente anchos, planos y cortos. Este cambio morfológico ha sido para conseguir acciones que los hagan capaces de pescar durante la caída. En estas caídas es donde el mismo jig genera un rolling muy atractivo y/o un descenso muy lento y errático como podría ser el de una hoja de un árbol,  el objetivo es parecer un pez herido cayendo desde la superficie hasta el fondo. En cuanto a las recogidas, los slow jigs, nos permiten trabajar con recogidas mucho más abiertas horizontalmente y más lentas a la vertical. Para que nos entendamos se ha conseguido que el jig vaya más de lado a lado que antiguamente reduciendo drásticamente la velocidad de ascenso. Contrariamente a lo que podáis pensar por el nombre sigue siendo una acción generalmente rápida la que se imprime al jig pero con la ventaja que esta mucho mas rato en la zona de strike y trabajando de forma más eficaz.

En este proceso de conseguir acciones en caída cada vez más naturales y conseguir señuelos que sean capaces de pescar más lento es cuando se ha introducido el vinilo para pescar a “jigging”. Ya que el vinilo, gracias a su enorme movilidad, nos permite crear señuelos capaces de trabajar solamente con una ligera corriente y que se muestran muy efectivos cuando los peces buscan animaciones mucho más lentas. Otra de las características que nos ofrecen el vinilo y otros materiales similares es su gran realismo que es otro factor que puede ser muy importante cuando estamos pescando lento.

Después de ver un poco la historia y el porque os recomendamos los vinilos para pescar a jigging os vamos a recomendar los que para nosotros son los mejores vinilos para buscar meros, dentones, escórporas, gallos de san pedro y demás peces de fondo.

Pez San Pedro

Como no podía ser de otra forma, la primera mención del blog va para los Black Minnow de la marca Fiiish. Evidentemente no fueron los primeros vinilos, pero sí que fue con ellos que este tipo de pesca entro de forma potente en nuestras aguas. Tan potente que no exageramos si lo llamamos “revolución” dentro de la pesca a jigging. Seguramente no necesite presentación para la mayoría, pero estamos delante de un paddle disponible en 6 tallas, con jigheads y anzuelos específicos para cada uno y con la particularidad que lleva el anzuelo escondido dentro del propio cuerpo de vinilo para no enganchar.

Para los que aún no conozcáis este señuelo os recomendamos las tallas que nos funcionan mejor que son la 4, la 5 y la 6. Para la pesca puramente vertical nuestro favorito es el Black Minnow 200, la talla 6, con 120 gramos de peso y que nos trabajara bien hasta unos 60 metros aproximadamente dependiendo de la corriente. Las tallas más pequeñas las solemos usar si estamos buscando especímenes más pequeños o para pescar lejos del barco a lance si estamos en aguas relativamente someras, hasta unos 25 o 30 metros de profundidad. Cuando pescamos en aguas muy someras, menos de 20 metros, suelo preferir pescar lejos del barco para intentar no asustar a los peces con nuestra embarcación.

black minnow

Poco después del Black Minnow, Fiiish, lanzo otro de los grandes cebos que existen en nuestro país para esta pesca, la Crazy Sand Eel. En este caso no tenemos un paddle entre manos, se trata de un vinilo de darting, y el anzuelo ya no esta escondido dentro del vinilo. La Crazy es un cebo más técnico, necesita que le imprimamos más acción que a un black minnow, que como solemos decir pesca solo. Es importante que con la crazy hagamos bien ese darting para provocar que nuestro cebo vaya de lado a lado cuando lo recogemos de forma que sea muy atractivo para los depredadores. Dónde más nos gusta pescar con la Crazy es en aguas hasta 25 o 30 metros, pescando lejos de la embarcación, y con recogidas a darting. De entre todas las tallas, las Crazy 180 con cabezas de 35 y 55 gramos son nuestras favoritas para buscar mero y dentón.

Pescar dentones

Seguimos con la 2ª revolución en los vinilos de jigging, los calamares. Como sabréis todos los que vais en busca de dentones los calamares son una de sus presas favoritas y conseguir una buena imitación de ellos ha sido el objetivo de varios fabricantes durante los últimos años.

De entre todos estos calamares que hemos visto aparecer hay una marca que ha venido para quedarse. Se trata de JLC, Jigging a la Carta. En la actualidad dispone de 3 tallas de calamar con multitud de pesos para cada una. La que más resultado nos ha dado es el Xipi, generalmente en 120 y 150 gramos, pero tenemos muchos clientes que utilizan la talla más grande. La más pequeñita, el Ika, lo recomendamos para buscar especies de menor tamaño. Si bien el Xipi seguramente no es el calamar más realista a nuestros ojos para mi si que es el más efectivo con diferencia y el que mejor ha sido pensado para pescar en profundidad. Para mí hay dos claves para entender su efectividad. En primer lugar, la posición del enganche hace que el señuelo trabaje en horizontal, aunque nosotros pesquemos vertical y, en segundo lugar, la posibilidad de trabajar con muchos pesos diferentes y con un diseño de cuerpo muy hidrodinámico que facilita su trabajo en aguas muy profundas. Aunque parecen cosas muy básicas ya hemos visto otros calamares como los de Savage Gear con cuerpos muy realistas, con mucho volumen y poco peso que no han resultado ni la mitad de efectivos que los JLC.

xipi

Aunque somos unos fans del Xipi, para pescar en aguas más someras hay un montaje que nos tiene enamorado. Se trata del calamar de ChaseBaits y su sistema de plomo, assisst y cucharilla que vendemos para equiparlo. Esta combinación nos deja un cebo tremendamente eficaz para pescar hasta los 25 metros, con caídas muy naturales y con el extra de atracción que es la cucharilla cuando estamos buscando depredadores. Es un detalle, el de la cucharilla, que os recomendamos para muchos otros vinilos. En este caso el montaje esta pensado para pescar a lance pero también tenemos la posibilidad de montar el vinilo para trabajar en vertical. Las cabezas que mejor nos han funcionado para montar esos vinilos son las zoka ball de las que hay disponibles varias tallas y colores.

ultimate squid

Por último, y a falta de poder probar su efectividad os recordamos una de las ultimas novedades en el mercado, el Inkvader de Mustad. Un pulpo fabricado en TPE y capaz de sacar tinta por uno de los orificios que tiene en la cabeza. Teneís más Info de este pulpo en un blog que hemos hecho expresamente para él.

¿A qué estáis esperando para jigear a vinilo? ¡Os esperamos!